“Lucio-Villegas combina el piano de Castillo con Albéniz y Turina”